El psicólogo Hugo Jiménez  explicó que es posible que el enfermero acusado de necrofilia al sostener relaciones sexuales con el cadáver de una mujer, se haya encontrado en una especie de trance que no le permitió darse cuenta del hecho que cometía.